¿Y si dejas de ahorrar para emergencias y empezar a ahorrar para sentir paz?

La mayoría de las personas dedicadas a las finanzas, recomiendan tener un fondo de emergencia, es decir, destinar una cantidad de dinero en una cuenta a la que se debe de recurrir únicamente en caso de una situación de emergencia o de algún gasto imprevisto.

Pero entonces, si partimos de que el dinero es energía (simple y sencillamente por que todo lo que nos rodea lo es) y que nosotros atraemos lo que proyectamos, y que donde ponemos nuestra atención ponemos nuestra energía, podríamos decir que ahorrar pensando en que pueden llegar épocas difíciles, posiblemente no sea una buena idea, ya que si ponemos nuestra atención en eso, justo lo que va a suceder es que van a llegar esas épocas difíciles para las que nos hemos preparado. Recuerda que el universo, nos da lo que pedimos.

Con esto no estoy diciendo que no ahorres, lo que estoy diciendo es que cambies la intención en ese ahorro, entonces, por qué no mejor en lugar de ahorrar para una emergencia, ahorras con una intención completamente distinta, como ahorrar para tener estabilidad o libertad financiera, o mi favorita, ahorrar para sentir paz, por lo tanto, siguiendo la ley de la intención, eso es exactamente lo que obtendremos (paz).

Recuerda que todo ahorro debe tener una intención, así que si quieres encontrar la tuya, solo debes responder a las siguientes preguntas;
¿Para qué estoy ahorrando?
¿Cuánto voy a ahorrar?
¿Por cuánto tiempo voy a ahorrar? Fecha de caducidad.
¿Qué voy a lograr con esto?
¿De qué manera este ahorro me genera valor a mi o a mi familia?

Entonces, si una de tus metas ya es generar tu fondo de paz, toma en cuanta los siguientes detalles;

¿Qué cantidad debe de tener mi fondo de paz?

La cantidad ideal para un fondo de paz depende de las circunstancias actuales de cada persona, pero para ser más concisa mi recomendación es tener un fondo que pueda costear todos tus gastos de al menos entre tres y seis meses, por otro lado recuerda que si tus gastos aumentan, la cantidad guardada en tu fondo de paz también debe incrementar. Ojo, el fondo de paz de debe ser equivalente a entre 3 o 6 meses de tus gastos, no de tus ingresos.

¿Cómo constituyo mi fondo de paz?

Antes que nada es importante saber que no es necesario ahorrar toda la cantidad de golpe, así como vamos ahorrando para otras metas que tenemos, mes a mes podemos ir construyendo nuestro fondo de paz, lo que si es recomendable es que en un inicio demos mayor peso a este apartado vs otras metas.

¿Dónde guardo mi fondo de paz?

Lo recomendable en estos casos es crear cuentas a la vista que sean remuneradas, siempre y cuando ofrezcan total disponibilidad (ojo, es importante que lo tengas separado de tu cuenta normal).  Es indispensable que pongamos a trabajar nuestro dinero ya que el equivalente a tres o seis meses de nuestros gastos, es una buena cantidad de dinero y no valdría la pena que lo tuviéramos dormido de bajo del colchón.

Hacks para armar mi fondo de paz

• Destina el 50% de tus ahorros a esta meta.
• Una vez que ya tengas al menos 3 meses de tus gastos, empieza a bajar el % que destinas a este, y aumenta el de otras metas.
• Inicia solo con 3 metas, en la que se incluya el fondo de paz, para que se note el avance.

Empezar a constituir tu fondo de paz es elemental si quieres tener finanzas sanas, pero sobre todo si quieres gozar de unas de las principales cosas que nos da el dinero,  que es la paz y la libertad.


IG: @FinanzasColorDeRosa
Mail: isiscarus@finanzascolorderosa.net

PUBLICADO POR: ISIS CARUS RIVERA