Cuando se trata de tu negocio, es muy importante cuidarlo y decir que no a tiempo para no perjudicarlo.

Quizá eres de esas personas que les cuesta mucho trabajo negarse a cualquier petición que les hagan. Si bien llevas a cabo esta práctica en tu vida personal, cuando se trate de tu negocio, deberás tener mucho más cuidado y ser más firme para interponer primero las necesidades de tu marca a las de otros.

No se trata de siempre negarse a todo, incluso habrá veces en las que quieras decir que no por asuntos personales, pero deberás decir "sí" para beneficiar a tu negocio, o al revés. Analiza bien la situación y aprende muy bien sobre el arte de la negociación y las palabras, para comunicarte bien y obtener lo que a tu marca le convenga más.

A esta forma de acción se le llama asertividad: saber tomar decisiones de forma bien pensada, evitando impulsos y apelando a las convicciones de tu negocio. Tanto personal como laboralmente, el ser asertivo puede ayudarte a no caer en manipulaciones, alejarte de controversias, sacrificar tus deseos o necesidades por quedar bien o por miedo al rechazo.

Si te cuesta muchísimo trabajo decir que no y establecer límites, aquí te proponemos algunas alternativas para negarte de forma respetuosa y directa cuando se presente alguna situación que no le convenga a tu negocio, pero te apena rechazar.

► Aprecio mucho su interés, pero desafortunadamente no puedo acceder a su propuesta.

► Actualmente mi negocio se enfoca en otros asuntos, sin embargo, agradezco su consideración.

► Lo lamento mucho, no puedo ayudarle de esa forma, pero puedo darle esta(s) alternativa(s): ______.

► Estoy segura de que es una gran idea, sin embargo, no va acorde a los objetivos de mi negocio.

► En este momento hay varios proyectos nuevos en puerta en el negocio, así que no puedo comprometerme con uno más.

► Agradezco que nos tomen en consideración, no obstante, estamos enfocados en otras cosas, pero lo tendremos en mente.

► Considero que no somos la mejor opción para ayudarte con eso, mejor contacta a: _______"

Dar una respuesta final, aunque sea negativa siempre es mejor que hacer esperar a alguien, así que, a pesar de lo difícil que pueda resultar, si le resta más de lo que le suma a tu negocio, declina.

CREADO POR: REBECA GARCÍA