Saber vender en Internet es el camino hacia el éxito de cualquier negocio.

Internet ofrece una serie de ventajas para quien quiera vender cualquier tipo de producto: Inversión inicial baja, amplia gama de consumidores, barreras de entrada mínimas. Es un espacio democrático en el que tienen ventaja quienes ofrecen la mejor experiencia de compra, en cuanto a precio, servicio y calidad del producto. No importa si el negocio es grande o pequeño.

Nunca me canso de escuchar historias de comerciantes que experimentaron una revolución empresarial gracias al comercio electrónico. Ellos revelan que pueden ganar más y ganar clientes en todo el país, sin sufrir barreras geográficas o la presión de los competidores. Estos testimonios me dan confianza para decir que cualquier persona que entienda los negocios y trabaje dentro de la ley puede obtener buenas ganancias en línea; pero para ello, existen varias herramientas y canales de venta, con sus ventajas y desventajas.

El propósito de esta publicación es explicarte con detalle cómo funciona cada uno de estos canales, para que puedas descubrir cuál es el mejor para tu negocio.

  1. Comercio electrónico propio: personalización completa.
       Vender a través de tu propio comercio electrónico es la opción más versátil para cualquier minorista. Existe flexibilidad desde la elección del diseño del sitio web hasta la cartera de productos que se venderán. Puedes realizar promociones y campañas de venta cuando quieras, promoviendo la divulgación de la forma que mejor te parezca.
        Existen varias herramientas que ayudan en este proceso de construcción, como Wix, Squarespace, Wordpress entre otros.
         Por otro lado, también existen muchos desafíos, el más importante: los recursos, tendrás que invertir tiempo y dinero en la construcción de un sitio web. Será necesario contratar profesionales y servicios especializados para crear el sitio, ofreciendo seguridad para datos personales y pagos, garantizando estabilidad en picos de acceso, por ejemplo. Además, tendrás que atraer a la audiencia a tu sitio web. Esto puede requerir inversiones en medios pagos como Facebook Ads y Google Adwords.
  2. Redes sociales: garantía de tráfico.
    Los usuarios de Internet pasan cada vez más tiempo navegando por sitios de redes sociales.
    Una encuesta realizada por la consultora ComScore mostró que los mexicanos pasan, en promedio, 18.5 minutos conectados cada vez que visitan este tipo de sitios web.
    Si este tipo de canal recibe tanta atención por parte de los usuarios, es natural que estos sitios también sean una plataforma de venta online.
    La parte más importante, que es la generación de tráfico, se puede hacer de forma orgánica, con producción de contenido o con publicaciones patrocinadas. Es posible presentar fotos, textos y videos que describen el producto en detalle, lo que ayuda a convertirlo en ventas.
    Pero es importante recordar que el enfoque de las redes sociales no es el comercio de productos. Por esta razón, existen algunas limitaciones a las que se enfrentará si elige esta estrategia de ventas.
    La principal barrera es que no es posible personalizar el diseño de la página, colocando llamadas a la acción en puntos estratégicos, por ejemplo. Tampoco hay forma de mapear el recorrido de compra del consumidor, para identificar si se ha producido el abandono del carrito, por ejemplo.
    Y la estructura para completar compras y recibir pagos solo será posible mediante aplicaciones de terceros, que en muchos casos se pagan.
  3. Marketplaces: la solución más completa
    Los mercados reúnen muchos de los beneficios que ofrecen los servicios y herramientas presentados anteriormente.
    Los marketplaces principales como Amazon y Mercado Libre garantizan un volumen sustancial de accesos cada mes.
    Además, estos sitios tienen una infraestructura completa para administrar grandes picos de audiencia , así como la seguridad de los datos de los consumidores.
    Esto te permite no preocuparte por los aspectos técnicos del negocio, priorizando la gestión de pedidos y la entrega.
    Como solo se aceptan vendedores profesionales y con empresas formalizadas, no existe competencia desleal.
    A pesar de esto, vender a través de estos sitios ofrece menos poder de personalización.
    No es posible cambiar el diseño de las páginas y todas las fotos y textos utilizados para describir los productos deben seguir reglas específicas, a riesgo de bloquear el anuncio.

No faltan alternativas para vender productos en Internet.
Por tanto, debes valorar qué opciones están más acordes con tu perfil de negocio, tanto en términos de disponibilidad de recursos como de estrategia comercial.
En algunos casos, puede resultar útil más de una opción , lo que no es necesariamente un problema.
Muchos minoristas operan en varios canales de venta simultáneamente.
Basta que exista una gestión profesional del negocio, asegurando que no haya ningún daño al servicio final al cliente.
Y si crees que los marketplaces son la mejor alternativa para generar más ventas, no olvides contar con la ayuda my-store.com.mx ya que con su membresía Growth por $499 al mes podrás vender en los marketplaces más importantes desde un mismo canal.

Somos especialistas en ventas en este tipo de canales y podemos ofrecerte una serie de recursos que pueden garantizarte todo el apoyo para incrementar aún mas tus ventas

PUBLICADO POR: JESSICA ASCH